Aprendendo de Fukushima no Brasil?

O problema da insularidade nucleocéntrica na governança da interface entre ambiente, entorno construído e usinas nucleares.

Por Pablo de Soto

Este não é o Maracanã

Este não é o Maracanã

Descarregar postal “Este não é o Maracanã”.

Resumen:

Este texto propone un análisis de los enunciados del 4º Seminario Internacional de Energía Nuclear sucedido en Rio de Janeiro en relación a un trabajo de campo realizado en Japón sobre las consecuencias de la crisis nuclear de Fukushima en Japón y al trabajo de Torgen Johnson, arquitecto especializado en la interficie entre sistemas naturales y el entorno construido -con un trabajo sobre el impacto de la nube radioactiva de Fukushima y la central Nuclear de San Onofre en las comunidades locales-. El texto plantea el problema de la insularidad y el enfoque exclusivamente nucleocentrico (ingenieros y físicos) en la intersección entre “ambiente, sociedad, governanza” en relación a lo nuclear, que excluye a una diversidad de actores sociales fuera de la industria -ciencia ciudadana para los mapas de la radiación, sectores de la pesca y la agricultura, turismo, bienas inmuebles, etc-.



1. Análisis crítico de los enunciados del 4º Seminario Internacional de Energía Nuclear de Brasil.

El 4º Seminario Internacional de Energía Nuclear, Gestión, Tecnologías, Soluçoes para la seguridad de las Usinas Nucleares, termoeléctricas y de petroleo, tuvo lugar los dias 24 y 25 de abril en Rio de Janeiro bajo el patrocinio principal de Electrobras Electronucleor, Areva, Genpro, Engevix y el apoyo institucional de ABCE, ABDAN, ABEMI, ABRATE, ABRAGET, CNEN, SIMDUSCON.

NegocioNuclear

Fig. 1. 4º Seminario de Energía Nuclear, foto: Pablo de Soto

El evento se presentaba como una “forma a dar mais profundidade e alcance à discussão que vem ganhando espaço em todo o mundo: a segurança nas usinas nucleares e em outras atividades da cadeia industrial e de geração de energia.”
y describía el accidente de Fukushima como un acontecimiento que “gerou importantes progressos no sentido de reforçar a segurança nuclear mundial, de acordo com a Agência de Energia Nuclear das Nações Unidas.”

Proponemos una estrategia de lectura crítica del Seminario a través de un análisis de los enunciados (Foucault) con pretensión de verdad (los discursos de los expertos de la industria nuclear) y una problematización de sus argumentos, identificando tanto los puntos de conflicto com otros discursos como las estrategias de producción de un no-dicho y/o la exclusión de ciertos problemas del campo de debate.

La lectura crítica esta fundamentada en base a un seguimiento de la crisis nuclear durante el último año y medio, y a un trabajo de campo de tres meses y medio en Japón en el entorno del primer aniversario del accidente de Fukushima.

El análisis parte de los enunciados en su materialidad, citando directamente las palabras de los conferenciantes, y propone:
a) Identificar las lineas de conflicto com otros enunciados/discursos.
b) Apuntar (y desarrollar mínimamente) los problemas que son ‘calados’, excluídos del debate.

“El accidente de Fukushima no ha tenido consecuencias radiológicas en la población”. Paulo Carneiro, asistente de la directoria técnica de Electronuclear.

La propia Organización Mundial para la Salud, dependiente de la AIEA, afirma que sí hay riesgos de incremento de cáncer para determinados grupos demográficos. Los estudios independientes presentados en el Seminario “Consecuencias para la Salud de Chernobyl y Fukushima” realizado en la Academia de Medicina de Nueva York aumentan estas previsiones.

“La causa única del accidente fue la catástrofe natural -el tsunami-”. Paulo Carneiro.

El propio informe encargado por el Gobierno de Japón define el accidente como “Man-made disaster” en función al diseño deficitario de la central nuclear y por no recoger las consideraciones de expertos de otras disciplinas. Un geólogo advirtió del riesgo de tsunami en base a registros anteriores y sobre la necesidad de aumentar los muros de contención en un informe entregado al operador -TEPCO- 20 años antes de la tragedia

“Una crisis nuclear es un problema de comunicación y no de salud publica.” Por Leonam dos Santos Guimaraes, asistente de la presidencia de Electronuclear y miembro del grupo Permanente de Asesoría de la Agencia Internacional de Energía Atómica

Durante el seminario se presento el libro “Comunicación con el público en una emergencia nuclear o radiológica” editado en Viena por la Agencia Internacional de Energía Atómica y traducido ahora al portugués. ¿Cuáles son las causes de esta insistencia en presentar el problema en la Comunicación y la Psicología? ¿Es esta una cortina de humano para ocultar los efectos en la salud pública?

“Ante una crisis nuclear es necesaria una comunicación homogénea”.

En Japón los primeros mapas de radiación ambiente sobre el impacto de la emisión descontrolada de los reactores de Fukushima Daichi no fueron publicados por el gobierno sino por ciudadanos que hacían sus propias mediciones con aparatos geiger. El propio operador TEPCO demoró por tres meses informar al público que los reactores habían alcanzado el “meltdown”, el accidente más grave posible.
Alexei Yablokov, editor del libro sobre las consecuencias del accidente de Chernobyl editado por la Academia de Ciencias de Nueva York recomienda, como lecciones aprendidas de Chernobyl y Fukushima, la necesidad de mediciones independientes de radiación.

Angra3_estadoAtual
Fig. 2. Reactor 3 de Usina de Angra, foto: Pablo de Soto

Durante el seminario las presentaciones de los expertos no dieron ocasión -por alegadas cuestiones de tiempo- para hacer preguntas o comentarios. Adicionalmente, si bien los responsables institucionales y asesores afirmaban la voluntad de transparencia de la industria nuclear, el acceso al seminario, que tuvo lugar en un auditorio del Edificio Argentina en Botafogo en Rio de Janeiro, requería una aportación de 400 reales. Podemos entender que este requerimiento excluía de facto a muchos estudiantes y actores sociales que pudieran aportar puntos de vista complementarios a la discusión, haciendo que el evento sucediera de facto a puerta cerrada a agentes sociales ajenos al negocio nuclear.

2. Las consecuencias del desastre de Fukushima en California y la situación de la Central Nuclear de San Onofre, una mirada al accidente nuclear desde la interficie sistemas naturales – entorno construido.

El accidente de Fukushima y su impacto en la costa oeste norteamericana -donde la nube radioactiva proviniente de Japón llego 6 días después de la explosión de los reactores- ha tenido como consecuencia el envolvimiento de actores nuevos con perspectivas complementarias sobre la cuestión nuclear.

Torgen Jonhson posee dos graduados en planeamiento urbano por Harvard y un título profesional de arquitectura por la Universidad de Southern California. Su trabajo se centra en la interficie entre sistemas naturales y el entorno construido. Torgen se envolvió en la cuestión nuclear, cuando después de escuchar en las noticias que no se iban a depositar sustancias provinientes de Fukushima en California, midió con un medidor de geiger radiación -por encima de las dosis diarias permitidas-, en la leche de sus hijos, en el condado de San Diego. En ese momento las fuentes oficiales, la EPA y el NRC, estaban publicando muy poca información, así que Torgen se informo en fuentes independientes, llegando a las siguientes conclusiones:

“…Una de las cosas que encontré más alarmante sobre las discusiones que estaba leyendo online, principalmente de la industria nuclear, fue que la discusión sobre la energía nuclear pasaba toda por el filtro de los expertos nucleares, sean estos ingenieros o físicos. Yo estoy más acostumbrado, debido a mi background en planeamiento urbano y territorial, a la inclusión de otras disciplinas en las discusiones sobre desarrollo. Lo que encontré es que la discusión tenía un enfoque muy limitado, especialmente aquella sobre el desastre de Fukushima. La discusión trataba solo sobre la usina nuclear y las cosas que pasaban dentro de los edificios de los reactores. Pero yo estaba viviendo a miles millas de distancia y mis hijos estaban bebiendo leche radioactiva. Me di cuenta de que era necesario un discurso publico más amplio sobre los riesgos de operar centrales nucleares civiles.”

Torgen relata su participación el 27 de agosto de 2012 en la llamada pública de la NRC a debatir las “Consideraciones de las consecuencias económicas dentro del marco regulatorio de la Comisión Reguladora de Energía Nuclear”, con objeto de mejorar los modelos de calculo del riesgo. Considerando este como uno de los peligros mas acuciantes en el país, Torgen relata como el campo de expertos carece de la participación de especialistas del negocio inmobiliario, la industria de seguros, el sector hipotecario, los negocios locales de la comunidades, la agroindustria local, los oficiales de planeamiento, los alcaldes, los gestores urbanos, los supervisores de la prefectura, los expertos de legislaciones públicas, etc.

Torgen explica como, para llegar a un entendimiento del desastre de Fukushima, combinó su investigación de fuentes de medios alternativos y testimonios de primera linea desde Japón con el entendimiento del entorno construido, que representa según el representa el 35% de la riqueza de la sociedad. El entorno construido son las infraestructuras y propiedades públicas y privadas y todas las mejoras del territorio.

Fig 3. Bahía a tres kilómetros de Usina de Angra, Pablo de Soto.

“Mirando al entorno construido hay una complejidad que no está reflejada en ninguna de las discusiones que estoy escuchando de la industria nuclear sobre el lugar de la instalación de la central nuclear y las consecuencias de un desastre en cualquiera de esas centrales nucleares.”

“Cuando se mira al tamaño y la velocidad de un desastre nuclear te das cuenta que cualquier intento de evacuar frente a un desastre nuclear si vives cerca de la planta es una cosa inútil, na hay manera de escapar a algo que es tan grande y se mueve tan rápido. Lo que el público necesita saber: ¿Cuál es la naturaleza de estos desastres? ¿Cómo son de grande estas potenciales nube radioactivas? ¿Cuánto rápido se desplazan? Y cuando las nubes se mueven sobre la tierra y depositan isotopos radioactivos, ¿qué significa para las áreas contaminadas? Si se mira el desastre de Chernobyl, hay 38000 kilómetros cuadrados de tierra considerada altamente contaminada. La zona oficial de exclusión es 2600 km2 pero el área altamente contaminada se extiende a 38000km2 e incluye Prypiat y 187 comunidades más pequeñas que fueron abandonadas.”

Torgen explica como, si se mira al desastre y se mira al entorno construido, el desastre es de una escala que puede barrer regiones enteras, y muy poca gente es consciente de ello. Los expertos sísmicos no tienen la capacidad para predecir los terremotos. Si en Fukushima -cuya exclusion zone es de 30.000km2- se hubiera respetado los estándares de protección radiológica de la población la zona de exclusión sería 20 veces mas extensa que la actual.

Continua explicando como las comunidades locales no tienen ningún control sobre las políticas en relación a lo nuclear en Estados Unidos, como la comisión reguladora ha tomado todas la jerarquía en los asuntos de seguridad nuclear, lo cual es enojante si piensas que son las comunidades locales las que reciben el impacto total de un desastre en una central nuclear.

“Los gobiernos locales tienen que entender que un desastre nuclear impacta a su población, la salud pública, las propiedades, los negocios locales…
es lo que paso en Japon y Chernobyl. Para la mayoría de la gente sus casas son su seguro.”

3. El problema de la insularidad nucleo-céntrica en la gobernanza de la interficie entre ambiente, entorno construido y centrales nucleares.

El análisis crítico de los enunciados del 4º Seminario Internacional Nuclear y el análisis de la cuestión nuclear en la intersección de sistemas naturales y entorno, planteado por parte de Torgen Johnson, plantean la necesidad de un debate más amplio y con una mayor diversidad de actores sociales sobre la cuestión nuclear en los países como Brasil envueltos en la construcción de nuevos reactores.



NOTAS

(1) Texto completo de presentación del Seminário de Energia Nuclear:

Está marcada para os dias 24 e 25 de abril de 2013 a quarta edição do Seminário de Energia Nuclear, que há três anos consecutivos vem sendo realizado em parceria com a Eletrobras Eletronuclear. Já consagrado no calendário do setor, o Seminário de Energia Nuclear vai ganhar projeção Internacional, com a participação de diversos convidados e profissionais de organismos estrangeiros ligados ao setor nuclear, de forma a dar mais profundidade e alcance à discussão que vem ganhando espaço em todo o mundo: a segurança nas usinas nucleares e em outras atividades da cadeia industrial e de geração de energia.

O acidente nuclear de Fukushima, no Japão, em março de 2011, gerou importantes progressos no sentido de reforçar a segurança nuclear mundial, de acordo com a Agência de Energia Nuclear das Nações Unidas. Tais avanços foram uma resposta ao questionamento mundial sobre a energia nuclear, que expôs a necessidade de se tomar medidas mais coordenadas, inclusive um aumento na fiscalização de segurança dos reatores, para garantir que tal acidente não ocorra novamente.

Na verdade, o acidente de Fukushima despertou o mundo para a necessidade de se buscar mais segurança não apenas na área nuclear, mas em todos os segmentos da cadeia industrial e de geração de energia. Hoje a questão da segurança é uma preocupação, diante de acidentes recentes ocorridos na atividade de produção de petróleo, no Golfo do México e na Bacia de Campos, no Brasil, mais recentemente, com derramamento de grandes quantidades de petróleo no mar, ameaçando a vida marinha e a segurança e a saúde de pessoas e trabalhadores do setor.

Além dos desastres e acidentes no processo de produção e exploração de jazidas, seja petróleo, metais, ou na geração de energia convencional e nuclear, o mundo vem enfrentando atualmente novos e mais frequentes fenômenos naturais extremos, que impõem mais cuidados com a prevenção de riscos naturais, em função das mudanças climáticas globais, de forma a minimizar seus impactos sociais e econômicos. É preciso, tanto na área nuclear como nas demais, implementar o debate e buscar a troca de experiências e tecnologias entre os diversos países, de forma a aperfeiçoar e garantir os sistemas e processos de segurança.

Depois de três edições nacionais realizadas com apoio da Eletronuclear, gestora das usinas nucleares brasileiras, o Seminário de Energia Nuclear vai ganhar porte internacional, de maneira a ampliar e internacionalizar essa discussão em sua quarta edição. A ênfase estará exatamente nesse debate sobre modelos e experiências brasileiras e internacionais para prevenir riscos e aumentar a segurança na área nuclear e nos demais segmentos da cadeia produtiva da indústria e geração de energia, planos de emergência, monitoramento climático, etc.

A exemplo das edições anteriores, a indústria nacional e estrangeira ligada à produção de equipamentos, tecnologia, projetos, construção e montagem industrial poderá participar ativamente patrocinando o evento e integrando a agenda de debates. A proposta é reunir representantes da cadeia nuclear brasileira e internacional, agências internacionais de segurança, empresas de consultoria, construção e montagem industrial, fornecedores de equipamentos e soluções tecnológicas para discutir as demanda de mercado, disponibilidade e formação de mão de obra especializada e novas tecnologias para atender ao projeto nuclear brasileiro e seus requisitos de segurança.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s